Únicos, todos y cada uno de ellos.

Cenotes… dzonoot, en maya, hoyo con agua.  Fuentes de agua y lugares sagrados, pero ante todo, lugares muy especiales llenos de una fuerte carga histórica.

Tienes la oportunidad, estando en la península de Yucatán, de bucear en ellos ya que es el único lugar del mundo donde puedes encontrarlos.

Aguas cristalinas, hasta tal punto, que muchas veces se te olvidará que estás dentro del agua, parecerá que simplemente vuelas. Todos diferentes los unos de los otros, formaciones inmensas o delicadas o con formas caprichosas, grandes salas, juegos de luces y sombras, efectos visuales, efectos de color, haloclinas, nubes de sulfuro, reflejos, fósiles….

Independientemente de tu experiencia como buceador y los lugares que hayas visitado, te puedo asegurar que no te dejarán indiferentes.